II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

lunes, 24 de febrero de 2014

El retrato de Dorian Gray


Pura maldad

    El retrato de Dorian Gray es la única novela que publicó en vida el autor irlandés Oscar Wilde. Acusada de inmoral en su época, esta historia sobre la búsqueda de la eterna juventud a cualquier precio, es considerada hoy uno de los clásicos modernos de la literatura occidental.
   La novela supone una revisión del mito de Fausto, que había resucitado a principios de siglo Goethe con su obra de teatro del mismo nombre. El protagonista de la novela, Dorian, desea que su retrato envejezca en su lugar, dejándole a él joven para siempre. El personaje de Lord Henry, amigo de Dorian en el libro y que le anima a disfrutar una vida de placeres, jugaría el papel del diablo, o más bien, de abogado del diablo, llevando a Dorian hacia el pacto manipulando su inocencia e inseguridad, aunque no de manera premeditada.
   Otro de los temas principales de la obra es la belleza y el valor de lo aparente. plantea cuestiones sobre la verdadera naturaleza y localización de la identidad, y sobre el valor de lo superficial.
   El hedonismo, representado en la obra por el personaje de Lord Henry y sus discursos, también es tratado donde se establece sus ideas sobre la vida, que considera debe difrutarse al máximo sin preocupaciones. Sus máximos valores son el placer y la belleza.
  

   Se publicó primero por fascículos en la revista Lippincott's Monthly Magazine en 1890, en plena época victoriana, y fue reeditada al año siguiente como libro con capítulos añadidos. Aunque su publicación fue un éxito, la sociedad de la época era notablemente rígida y puritana, y algunas de las críticas fueron negativas, en parte debido a su percepción sobre el hedonismo y por la imagen que ofrecía de la moral convencional, aunque también por los tintes homoeróticos de la novela, que causaron sensación entre los críticos.
   Esto motivó que se volviera a reeditar la novela con un prólogo del propio autor donde respondió a las críticas y defendió la reputación de su novela y donde Oscar Wilde afirmaba que su novela es "una verdadera obra de arte", de la que se desprendía una importante lección ética. En el prólogo se incluye la célebre frase: "No hay obras moralmente buenas o malas, sino bien escritas o mal escritas".
  

   En la reedición, Oscar Wilde añadió también seis capítulos más para acercarse a los gustos del público, y las críticas mejoraron. Los cambios incluyen la inclusión del personaje de James Vane, que prevee desde el principio la maldad de Dorian.
   Esto no evitó que la novela fuera utilizada en contra de su autor durante el escándalo y posterior juicio y prisión que acabarían con la carrera de Oscar Wilde en 1896. Durante el juicio se leyeron párrafos de El retrato de Dorian Gray, en especial los que describen la cercana relación entre los personajes de Basil y Dorian, esgrimiéndolos como prueba de homosexualidad. Oscar Wilde se defendió elocuentemente, alegando que no se debía juzgar al escritor por lo que escribía.
   Debido a su relación con el joven Lord Alfred Douglas, Oscar Wilde fue acusado de homosexualidad (considerado un delito en aquella época) y castigado a dos años de trabajos forzados en la cárcel de Reading. Fue liberado en 1897, y murió tres años más tarde, destrozado por la condena y la vida en prisión.
   La obra ha sido traducida a más de 15 idiomas desde su publicación, y ha inspirado numerosas adaptaciones literarias, musicales y artísticas.
   Oscar Wilde afirmaba que los tres personajes principales eran un reflejo de si mismo: "Basil es lo que creo que soy, Lord Henry lo que el mundo cree que soy, y Dorian lo que me hubiera gustado ser, en otra época, quizás."

No hay comentarios:

Publicar un comentario