II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

sábado, 5 de septiembre de 2015

Próxima reunión 8 de septiembre (18:00 horas). Lecturas de Verano


El abuelo que saltó por la ventana y se largó de Jonas Jonasson
  
   Momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños, Allan Karlsson decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia de ancianos en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adónde ir, se encamina a la estación de autobuses, el único sitio donde es posible pasar desapercibido. Allí, mientras espera la llegada del primer autobús, un joven le pide que vigile su maleta, con la mala fortuna de que el autobús llega antes de que el joven regrese y Allan, sin pensarlo dos veces, se sube con la maleta, ignorante de que en el interior de ésta se apilan, ¡santo cielo!, millones de coronas de dudosa procedencia. Pero Allan Karlsson no es un abuelo fácil de amilanar. A lo largo de su centenaria vida ha tenido un montón de experiencias de lo más singulares: desde inverosímiles encuentros con personajes como Franco, Stalin o Churchill, hasta amistades comprometedoras como la esposa de Mao, pasando por actividades de alto riesgo como ser agente de la CIA o ayudar a Oppenheimer a crear la bomba atómica.
(Lecturalia)

La Templanza de María Dueñas Vinuesa
  
   Después del éxito literario y televisivo de su primera novela
El tiempo entre costuras y de su confirmación como una de las autoras más leídas en todo el mundo con Misión Olvido, María Dueñas regresa con su tercera y esperada novela. 
   Las páginas de La Templanza nos trasportarán a la segunda mitad del siglo XIX de la mano de un atractivo indiano hecho a sí mismo. Con este telón de fondo, recorreremos maravillosos escenarios de México y de la Cuba colonial y, sobre todo, descubriremos un Jerez desconocido, glamuroso y cosmopolita y de gran influencia británica donde los protagonistas vivirán un amor inesperado e historias llenas de coraje, intriga y pasión.
(Lecturalia)

miércoles, 2 de septiembre de 2015

La Templanza

Solo las grandes historias, 
despiertan grandes emociones.

     
   Nada hacía suponer a Mauro Larrea que la fortuna que levantó tras años de tesón y arrojo se le derrumbaría con un estrepitoso revés. Ahogado por las deudas y la incertidumbre, apuesta sus últimos recursos en una temeraria jugada que abre ante él la oportunidad de resurgir. Hasta que la perturbadora Soledad Montalvo, esposa de un marchante de vinos londinense, entra en su vida envuelta en claroscuros para arrastrarle a un porvenir que jamás sospechó.
     De la joven república mexicana a la espléndida Habana colonial; de las Antillas al Jerez de la segunda mitad del XIX, cuando el comercio de sus vinos con Inglaterra convirtió la ciudad andaluza en un enclave cosmopolita y legendario. Por todos estos escenarios transita La Templanza, una novela que habla de glorias y derrotas, de minas de plata, intrigas de familia, viñas, bodegas y ciudades soberbias cuyo esplendor se desvaneció en el tiempo. Una historia de coraje ante las adversidades y de un destino alterado para siempre por la fuerza de una pasión.
   La Templanza es, efectivamente, el nombre de una viña jerezana que pasa del último heredero del extinto clan bodeguero de los Montalvo a las manos de Mauro Larrea. Pero el título tiene además una doble lectura: la templanza también es una deseable virtud cardinal de la que el protagonista anda muy escaso a lo largo de la mayor parte de la trama.
   La novela combina la agilidad narrativa con escenarios envolventes y personajes atractivos y poderosamente seductores. Habla de pasiones humanas, de intrigas de familia, de coraje ante las adversidades, de afán de superación, de complicidad, amistad y amor… "Aunque se trata una historia radicalmente distinta, creo que contiene muchos de los ingredientes que sedujeron a los lectores de mis anteriores novelas" comenta su autora, María Dueñas


Los personajes de La Templanza



Mauro Larrea
«No mantenía intacto el vigor de aquellas épocas de bronco laboreo y en sus sienes se habían multiplicado las hebras plateadas pero, como si su organismo quisiera rendir un tributo a los titánicos esfuerzos de entonces, el paso del tiempo no le había castigado en demasía. A sus cuarenta y siete años, a parte de un buen puñado de huellas de heridas, de la notoria cicatriz de la mano izquierda y el par de dedos machacados, conservaba fibrosos los brazos y piernas, el abdomen contenido y la misma recia espalda que nunca pasaba desapercibida ante sastres, adversarios y mujeres.»
Criado por su abuelo, un mísero herrero en Otano, Navarra. Casado muy joven con Elvira, padres de dos hijos, Mariana y Nicolás. Viudo desde el parto del segundo, tras el cual decide emigrar a América. Allí empieza a trabajar como un simple minero, hasta que un accidente casi le cuesta la vida. Arranca entonces a luchar en pos de un futuro mejor. Tenaz, pragmático, luchador.

Soledad Montalvo
«A punto estaba de preguntarle y usted cómo demonios lo sabe cuando una ráfaga de repentina lucidez le paró. Claro que lo sabía, imbécil, cómo no iba a saberlo. Sol Claydon sabía que la pareja de sirvientes llegaría a su nueva residencia porque ella misma se había encargado de que así fuera: ella fue quien decidió que adecentaran el decrépito caserón de su familia para que él pudiera vivir con mediana comodidad, quien ordenó que alguien le preparara comidas calientes y le lavara la ropa, quien se aseguró de que la vieja criada armonizara con Santos Huesos.

Soledad Montalvo lo sabía todo porque, por primera vez en su vida, a aquel minero vivido, bragado, fogueado en mil batallas, se le había cruzado en el camino una mujer que, al socaire de sus propios intereses y sus propias urgencias, iba siempre tres pasos por delante de él.»
Hermosa jerezana, refinada, mundana. Nieta de un poderoso bodeguero, hija de un padre bala perdida. Casada muy joven por decisión del patriarca con un maduro marchante de vinos inglés, residente habitual en Londres, gran conocedora del negocio.
Hábil negociadora, llena de recursos, por delante siempre.

Las ciudades de La Templanza

   El México independiente de la década de 1860, con la presidencia de Benito Juárez, las continuas guerras internas entre conservadores y liberales, y las tensiones externas con Francia, Inglaterra y España.
   La próspera Cuba aún dependiente de la corona española, con sus inmensos beneficios derivados del cultivo del azúcar, la esclavitud plenamente aceptada y escasos afanes independentistas. Y dentro de ella, La Habana, tumultuosa, rica, ostentosa y desprejuiciada.
   El Jerez de los bodegueros, endogámico y bullente, con el esplendor del negocio vinatero propiciado por las cuantiosas exportaciones de vino a Gran Bretaña y por la implicación en el sector vitivinícola local de capitales extranjeros. Destacan entre ellos los comerciantes del vino británicos (wine merchants) y los «capitales de regreso» de las antiguas colonias, en manos de ricos indianos que retornan a España en busca de prósperas oportunidades de negocio tras la independencia de los países latinoamericanos. Mauro Larrea será erróneamente tomado por uno de ellos.
   Cádiz tras la pérdida de las colonias, con las consecuencias económicas que supone.
  España durante el reinado de Isabel II, en una época de cambios, atraso y revueltas. Sociedad rural empobrecida. Penosa educación. Escasa modernización en comparación con otros países europeos. Jerez en este entorno es una excepción.

María Dueñas

Una escritora en su tinta
   En 2010, la escritora María Dueñas cerró la programación del ciclo Escritores en su tinta de Molina de Segura con una conferencia sobre su primera y, en ese momento, su única novela El tiempo entre costuras, un éxito sin precedentes para una autora novel en el panorama literario español, con más de un millón de ejemplares vendidos.
   María Dueñas Vinuesa (Puertollano, 1964) es doctora en Filología Inglesa y profesora titular en la Universidad de Murcia, actualmente en excedencia. A lo largo de su carrera profesional ha impartido docencia en universidades norteamericanas y participado en múltiples proyectos educativos, culturales y editoriales. En 2009 irrumpe en el mundo de la literatura con El tiempo entre costuras, la novela que se ha convertido en el gran éxito editorial de los últimos años y que ha cautivado por igual a lectores y crítica.
    Su protagonista es Sira Quiroga, es una joven costurera que tras ser abandonada por su novio en Marruecos reside en diferentes localidades mientras en su contexto se producen diversos conflictos bélicos y políticos. Esta novela fue llevada a la televisión con gran éxito en una serie protagonizada por la actriz Adriana Ugarte.

   Su segunda novela fue Misión Olvido (2012), libro que narra la historia de Blanca Perea, profesora que tras su ruptura matrimonial se traslada a la universidad californiana de Santa Cecilia para catalogar la obra de un fallecido autor llamado Andrés Fontana. En los Estados Unidos, Blanca estrecha relaciones con un atractivo norteamericano llamado Daniel Carter.
   Ahora nos hace entrega de su tercera novela, que como se esperaba, es todo un fenómeno editorial. La Templanza, es una historia que transcurre desde la joven república mexicana a la espléndida Habana colonial y, de ahí, al Jerez de la segunda mitad del XIX
. Por todos estos escenarios transita esta novela que habla de glorias y derrotas, de minas de plata, intrigas de familia, viñas, bodegas y ciudades soberbias cuyo esplendor se desvaneció en el tiempo. Una historia de coraje ante las adversidades y de un destino alterado para siempre por la fuerza de una pasión.

martes, 1 de septiembre de 2015

Allan Karlsson

Un idiota político muy peligroso
"Una abuela de 99 años de Canadá me escribió que ella también soñaba con escaparse de su residencia, pero que no podía… porque estaba en un cuarto piso, no en el primero, como mi personaje. Celebró sus 100 años con mis editores canadienses, y yo le envié una edición especial del libro, dedicada. También me ha escrito otra abuela italiana, esta de 89 años, diciéndome que no piensa morirse hasta leer por lo menos mi segunda novela. Espero que ahora quiera la tercera. Como ve, leer alarga la vida de la gente."  

    El escritor Jonas Jonasson vende un millón de libros con su novela El abuelo que saltó por la ventana y se largó (Salamandra, 2011), una novela de humor y sarcasmo que recuerda que en su país se hace algo más que género policíaco
   Allan Karlsson, el día que cumple 100 años decide escaparse de la residencia donde se encuentra y a partir de ahí empieza una road movie con robos, muertes, equívocos por doquier y mucho sentido del humor. Es un trepidante relato directo que habla de las mentiras, del bien, de la soledad y del poco interés por la política. Agitado y no batido, es un cóctel que pasa la mar de bien, dejando un ligero gusto amargo en boca.
   Una de las contradicciones de amar a Allan Karlson, según el autor, es que es un idiota político.
 Es un héroe para la novela pero no nos ayudaría, se debe quedar en el libro y que no salga de ahí, no nos hace falta. Una máquina de matar, un hombre sin moral, no es un hombre común. El autor deja que sea el lector el que decida si es bueno o malo aunque él cree que no es una buena persona.
    Allan es el líder de una banda que va creciendo y es este grupo el que nos va dando perspectiva del viaje vital que hace el protagonista. Es un libro para hacer sentir bien.


  1. Fotograma de la película sueca del libro con el mismo título de 2013 y dirigida por Felix Herngren. 

Jonas Jonasson

Una buena decisión   
   
   Jonas Jonasson (Växjö, 1961) es un periodista y productor televisivo sueco que decidió armarse de valor, vendió todas sus posesiones en Suecia y se instaló en Ponte Tresa, una pequeña ciudad junto al lago de Lugano, en Suiza, y escribir en 2009, El abuelo que saltó por la ventana y se largó.
  

   ¿Un novelista sueco que no hace novela negra?. Todo lo contrario, presenta un thriller geriátrico con elevadas dosis de sarcasmo e ironía que arrancan sonrisas y carcajadas, según el momento.
   Tras finalizar sus estudios secundarios, Jonasson acudió a la universidad de Göteborg, en donde estudió Lengua Sueca y Española. Algunos de sus autores de lengua española favoritos son Federico García Lorca, Camilo José Cela, Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez. También es fan del humor televisivo y cinematográfico de los Monty Python.
   La historia de este autor parece escrita por un departamento de marketing para impresionar a los lectores. Jonas Jonasson, tras haber sido periodista –jefe de la sección de deportes de un diario–, fundó su propia productora de televisión, y podría considerarse un adicto al trabajo de manual: trabajaba 16 horas al día, su vida privada era inexistente, la facturación de su empresa se disparaba año tras año, ... Pero, un día, tras dos décadas al máximo ritmo, se dio cuenta de que no era feliz, le ayudó a ello un susto para su salud en forma de síndrome de agotamiento laboral.
   Decidió vender su empresa, le dieron por ella 12 millones de euros, se casó, tuvo un hijo y escribió una novela sobre un abuelo centenario que decide escaparse de su residencia y se ve envuelto en una disparatada trama que le hace recorrer el siglo XX y encontrarse con varios personajes históricos.
   La novela fue un éxito descomunal y de la que ha vendido unos ocho millones de ejemplares.

   Jonasson reincide y publica su segunda novela, La analfabeta que era un genio de los números (2013), no menos disparatada, con semejante ritmo acelerado, en la que una chica que limpia letrinas en Soweto acaba en Estocolmo intentando evitar un desastre nuclear junto al rey de Suecia. Un vodevil nuclear, con intervención de la CIA, el KGB y el Mosad.
   En la actualidad, Jonasson vive en Suecia junto a su familia, en una pequeña isla en el mar Báltico, Gotland, a la que se desplazan en helicóptero y en la que cuidan de unos pocos cerdos y veinticinco gallinas.