II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

martes, 27 de septiembre de 2011

Exposición Biblioteca Regional de Murcia

Del 21 de septiembre de 2011 al 07 de octubre de 2011
ESPECIAL 15 ANIVERSARIO

"Soldado en Afganistán". Fotografías

"Soldado en Afganistán". Fotografías
21 de septiembre al 7 de octubre de 2011
Colección de 50 fotografías tomadas por Jesús Martínez Marín, Guardia Civil murciano destinado durante seis meses en Afganistán.
La exposición trata sobre una serie de fotografías inéditas, ya que muy poca gente extranjera tiene la posibilidad ni oportunidad que mi oficio me brinda, para el libre transito por ese país , unas imágenes que intentan plasmar el día a día de las gentes que sobreviven allí y soldados y civiles españoles destinados en esos lugares, en los cuales queda constancia de la miseria y pobreza extrema con la que tienen que hacer frente cada día, junto con un clima tan severo que no permite el cultivo ni el aprovechamiento básico de las tierras, solo algunos cultivos capaces de sobrevivir a tan extremas temperaturas desérticas de altísimas temperaturas diurnas con descensos bruscos de temperatura y heladas, con diferencias de hasta 20 o 30 grados entre la noche y el día, combinado con ocasionales tormentas de arena y lluvia torrencial, de dificultan aun mas si cabe el cultivo. Esto junto a los continuos conflictos militares y civiles y una continua inestabilidad política que día a día sufren sus gentes, no permite una economía básica y ni mucho menos sostenible, solo una economía sumergida basada en los señores de la guerra y sobre todo el negocio del opio, que es la única fuente de ingresos para la mayoría de los lugareños. En estas fotografías, también se plasman, el día a día de los soldados y civiles y la labor que estos desempeñan allí, desde la ayuda humanitaria, hasta la reconstrucción de logística como puede ser puentes, hospitales, escuelas, hasta la formación y adiestramiento tanto de policías como del ejercito afgano.
Todo esto, desde un punto de vista humano, con una sensibilidad ético-estética que no hiere en ningún caso la dignidad de los más débiles y prestando además, especial atención, a la dimensión informativa de estas imágenes, la mayoría de ellas tomadas, sobre pueblos algunos asentados y otros nómadas, que se dispersan a través de la famosa ruta Lithium, por donde discurre la mayoría de los acontecimientos mas desagradables de los que dan cuenta en los informativos.
Unas imágenes donde los más inocentes, las víctimas y el valor humano son los protagonistas.



Local
Biblioteca Regional de Murcia
Avda. Juan Carlos I 17 , Murcia

jueves, 22 de septiembre de 2011


Familia Khan, sus libros, sus mujeres
  
   En los  últimos años se está hablando mucho de Afganistán, un país que sigue amenazado por los talibanes integristas, que lo dejan sumido en una situación terrible. 
Asne con las mujeres del clan Khan
   Antes de que se diera el boom de las novelas de Khaled Hosseini, hubo ya una persona que se dedicó a darnos a conocer las penurias de Afganistán, a través de un relato con una fuerza increíble. Asne Seierstad, una reportera de guerra noruega, nos trae un relato verídico de lo que es la vida en este país asiático. La autora se introdujo en una familia afgana, en la primera primavera tras la salida de los talibanes del país, debido a los hechos desencadenados tras los ataques terroristas del 11-S.  Pasó en el año 2001 varios meses conviviendo con la familia del librero de Kabul, Sultan Khan; experiencias que dieron lugar a este apasionante testimonio, íntimo y social, de la transición política en Afganistán después de la caída de los talibanes.
   Esta es la historia de Sultan Khan, un afgano que está a favor de la cultura, que defiende el derecho a la educación, la cultura y que ha estado preso por cuidar de su oficio.
   A través de la convivencia con esta familia, la reportera ve la desprotección que sufre la mujer afgana, impedidas para trabajar por su cuenta, dependen para todo de la familia que las acoge y las somete a mucho trabajo para sentir que hacen algo pagar la “protección” que reciben.
Shah Muhammad Rais y su librería en Kabul
   Asne se fue de Afganistán y publicó su libro en Noruega donde fue un éxito inmediato. Al traducirse al inglés, Sha Khan, cuyo verdadero nombre es Shah Muhammad Rais, se indignó, dijo que es un retrato poco veraz de lo que ocurría en su casa y acusó a la reportera de no velar su identidad y además, dar datos que lo ponen en peligro (como hablar de asesinato de una pariente casada que había tenido un amorío, o decir dónde guarda el dinero que gana en su casa). La acusa de no haber intentado comprender la cultura en la que estaba inmersa, sino sólo criticar. Tanto era su descontento que voló a Noruega para contratar un abogado y tratar de impedir la comercialización del libro.
Sultan Khan con su hijo mayor, Mansur,
en su librería de Kabul
   Desistió de la demanda y ha publicado su propia versión de la historia llamada “Once upon a time there was a bookseller in Kabul” (pero sólo ha sido traducido al noruego y portugués). Dice que debido a amenazas que recibían, su primera esposa se tuvo que asilar en Canadá, con dos de sus hijos. La segunda esposa ahora está asilada en Europa, con sus hijos.
La hermana pequeña de Sultan Khan, Leila, carga
con todas las labores de la casa
Ellos son los protagonistas de amores prohibidos, de matrimonios concertados, de actos de rebeldía juvenil... y víctimas todos ellos de la dureza con que la sociedad islámica sigue gobernando la vida de las personas en Agfanistán: sobre todo la de las mujeres, quienes, a pesar de vivir muchas veces oprimidas y sometidas a las estrictas normas de su país, revelan una admirable dignidad y se muestran como incansables luchadoras en la búsqueda de su propia liberación. 

miércoles, 21 de septiembre de 2011

 Asne Seierstad. El periodismo en la Guerra - Como necesitamos la literatura para contar la historia

 Con una amplia experiencia como corresponsal en lugares tan conflictivos como Kosovo, Chechenia, Afganistán o Irak, Åsne Seierstad es una de las periodistas más prestigiosas del mundo. Nacida en 1970, esta reportera noruega, quizás la más joven y respetada reportera de guerra de Europa, ha recibido elogios por parte de sus compañeros de profesión por su capacidad para presentar los conflictos bélicos con rigor y objetividad, pero destacando siempre su dimensión humana. El librero de Kabul es la obra que la dio a conocer en todo el mundo, con más de dos millones de ejemplares vendidos.
   Asne Seierstad, que hizo un informe vivo por la TV noruega y sueca cuando la invasión de Irak por las tropas estadounidenses, ha publicado libros muy notables internacionalmente que la han hecho conseguir un gran éxito de ventas en Noruega.     
   Sus reportajes han recibido numerosos galardones a nivel nacional e internacional. Entre ellos destacan el premio como mejor periodista noruega en 1999; el premio de la revista Elle como mejor escritora en el año 2000; y el prestigioso Free Speech Award como mejor reportera de guerra en 2002.
   Al cubrir la información de importantes conflictos bélicos, se ha dedicado a plasmar sus vivencias en forma literaria publicando  varios libros de crónicas, uno sobre la guerra de Irak, Ciento y un días, otro acerca de la situación en Afganistán, El librero de Kabul, otro sobre Serbia, De espaldas al mundo, y en su último libro, El ángel de Grozny, vuelve al lugar donde ella comenzó, Chechenia. Todos han cosechado un éxito internacional.

Más información:

Artículo de Asne Seierstad sobre la matanza de Utoya (El País, 27/07/2011)

lunes, 5 de septiembre de 2011

PRÓXIMA REUNIÓN MARTES 4 DE OCTUBRE (18.00 Horas)

El librero de Kabul de Asne Seierstad

   La periodista noruega, Åsne Seierstad, pasó en el año 2001, varios meses conviviendo con la familia del librero de Kabul, Sultan Khan, experiencias que dieron lugar a este apasionante testimonio y bestseller en muchos países.
  La autora ha construido unas memorias fabulosas en las que se mezclan con mucha habilidad  los acontecimientos en el país, el fondo político y la vida íntima de la familia del librero.  Sin duda ha elaborado en estas páginas un sobresaliente reportaje novelado, un documento que, por su extensión y miras, jamás podría aparecer en un periódico, pero que puede resultar tan informativo como entretenido, a pesar de la sombría realidad que retrata. Los talibanes fueron los peores enemigos de los libros, y de las mujeres.