II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

miércoles, 27 de febrero de 2013

El astronauta

Un homenaje a Tony Leblanc

   De la numerosa filmografía del actor Tony Leblanc (1922-2012), hay una película cuya calidad artística se está poniendo cada día más en valor. Se trata de El astronauta, dirigida por Javier Aguirre. Los nombres del reparto conforman el más amplio muestrario del cine de humor español: Tony Leblanc, José Luis López Vázquez , Francisco Cano , José Sazatornil 'Saza', Antonio Ferrandis, Rafael Alonso, José Luis Coll , Antonio Ozores, Laly Soldevila. Un reparto de lo más completo.
   La película se desarrolla en el año 1970, en plena fiebre lunar. Recordemos que Amstrong y Aldrin descendieron a la Luna en julio de 1969. 
   En España, también nos subirnos al carro de los descubrimientos planetarios, aunque sólo fuera en la ficción. Y así, en Minglanillas se constituye la S.A.N.A. (Sociedad Anónima de Naves Aeroespaciales), con el objetivo de construir una nave espacial para lanzar a la luna al primer astronauta español, Pepe Fernández.   
   Los problemas técnicos no tardan en aparecer. El carburador del Seat 600 que Pepe quiere adaptar en su taller no mezcla bien el combustible imprescindible y acude en ayuda a don Anselmo, un viejo profesor de matemáticas (José Luis López Vázquez). Así se va construyendo la nave espacial Cibeles I, a la que se le une el módulo de descenso Garrapata.
   A Pepe, el astronauta, se le encierra durante unas cuantas horas en barras de hielo a fin de que pueda soportar las bajísimas temperaturas del espacio, que, según don Anselmo, alcanzan los 1.200 grados bajo cero. También se le recubre de neumáticos para adaptarse a la gravedad lunar.
   Al final, se logra lanzar la nave, pero en el aterrizaje hay un pequeño error de cálculo. La Garrapata aterriza en el desierto de Almería. Pepe cree, no obstante, que a donde ha llegado ha sido a la Luna. Nada más desembarcar y colocar su bandera, ve cómo se le acerca el ejército del séptimo de caballería. 

   
   El diálogo fue breve pero memorable:
- ¡No traigo armas. No sabía que ustedes estaban aquí!
- ¡Si esto es Almería, chalao!, le contestó un soldado  
 Efectivamente, aterrizó en pleno rodaje de un Spaguetti Western por tierras de Tabernas.
   Y como se dice al final del film: Si con unos medios rudimentarios han llegado hasta Almería, ¿adónde habrían llegado de tener los elementos necesarios?

No hay comentarios:

Publicar un comentario