II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

lunes, 27 de enero de 2014

La soledad de los números primos

Alice y Mattia

 
 Los números primos solo son divisibles por 1 y por ellos mismos. Son números solitarios e incomprensibles para los demás. Son por ejemplo, el 11 y el 13 o el 41 y el 43. Números que están casi juntos, pero entre los cuales existe siempre un número par que les impide tocarse. Alice y Mattia son como estos números primos gemelos, perseguidos por tragedias que les han marcado en la infancia: un accidente de esquí en el caso de Alice, que le ha ocasionado un defecto en una pierna, y en el caso de Mattia la pérdida de su hermana gemela. Alice no come, es anoréxica. Mattia se autolesiona. Mattia, un genio matemático. Alice, sin una vocación definida.
   Cuando, de adolescentes, se encuentran en los pasillos del instituto, cada uno de ellos reconoce en el otro su propio dolor. Mientras van creciendo, sus destinos se entrelazan en una amistad especial, hasta que Mattia, tras doctorarse en física, decide aceptar un puesto de trabajo en el extranjero. Los dos tendrán que separarse durante muchos años hasta que una serie de acontecimientos volverá a reunirlos, haciendo que afloren unas emociones ocultas y obligando a Alice y Mattia a afrontar la pregunta de su vida: ¿dos números primos podrán encontrar la forma de estar juntos?   

  Seres diferentes, muy diferentes a todos los que les rodean y eso sólo puede determinar una cosa; que sean rechazados y que ellos mismos rechacen el mundo que les rodea
   El azar decide juntar a estos dos seres, tan inseguros en sus relaciones con los demás, tan infelices, tan indecisos.
   Una relación que desde su primer contacto en el instituto, va avanzando a lo largo de su vida adulta, siempre adelante y atrás, a punto de cruzar y unir sus caminos, pero sin terminar de conseguirlo.

   Paolo Giordano tuvo la agudeza de crear esta analogía matemática, para describir la vida de los distintos, de los solitarios, de los que ven el mundo bajo otro prisma. Personajes de alta complejidad con los que empatizas y te identificas o que detestas por su extrañeza, y que parecen condenados por el entorno, muchas veces por nosotros mismos, a permanecer solos. 

    La soledad de los números primos (Salamandra, 2008) es una conmovedora meditación acerca de la soledad, el amor y las consecuencias de la infancia.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho porque, a pesar de la imposibilidad de acercamiento entre los números primos, queda una puerta abierta a la esperanza, a la opción de seguir adelante.
    Si sabéis italiano, no dudéis en leer el original, la prosa de Paolo Giordano es maravillosa.
    Muy recomendable ;)

    ResponderEliminar