II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

viernes, 28 de enero de 2011

UN THRILLER MATEMÁTICO

Martín es un argentino que gana una beca para estudiar en Oxford. Espera encontrarse con Arthur Seldom, un brillante especialista en lógica. En la residencia en la que permanece, vive con una señora mayor y su nieta. Así es el mundo inicial en el que se encuentra Martín.
Es el asesinato de la anciana, el inicio de un enigma que hace al libro. De esta forma, Martín se embarca en la aventura como si se tratara de la búsqueda del tesoro.
Por lo dicho, podríamos estar ante una historia de estructura muy oculta, pero Guillermo Martínez mantiene el interés del lector gracias a un uso del lenguaje sin ornamento que en novelas como esta podrían jugar en contra de la atención del lector, sumado a que jamás cae en el lugar común de la enunciación.

Para más información puedes consultar:
Los crímenes de Oxford 1
Los crímenes de Oxford 2
http://www.guillermo-martinez.net/

1 comentario:

  1. Muy interesante la reunión de esta tarde... Los mundos matemáticos tienen eso... El que los construye asume la seguridad y la responsabilidad de matenerlos firmes, como una estructura basada en un consenso, entre su propia convicción y el crédito que los demás le reportan pero, al ismo tiempo, tienen la debilidad de las estructuras construidas sobre bases enclenques, viniendo a demostrar, matemáticamente también, que aunque en los números pueden hallarse respuestas, también en ellos se puede hallar la causa de su propia autodestrucción... Una estructura numérica, una deducción matemática, lógica, casi filosofal, puede entrar en contradicción consigo misma, al extenderse, al engrosarse, al dejar entrar bajo su cobertura a otras tantas estructuras o números resultantes, cuando no inesperados, y devenir en ruina, en un galimatías imaginario sólo... Quizás en el transfondo de la novela exista la pretensión de demostrarnos que ningún sistema matemático es capaz de anticipar el futuro, ni de realizar premonición alguna, si no es dentro de sí mismo, y mientras no se trate de extrapolarlo a la realidad... El mundo matemático y lo real son estructuras incomptaibles, refugios distintos que aportan al mismo tiempo seguridad e inseguridad en un mismo grado, pero que se revelan al tratar de ser dominadas o comprendidas...

    ResponderEliminar