II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

lunes, 6 de marzo de 2017

Shaffer / Barrows

El regalo de Mary Ann Shaffer


 
    La escritora estadounidense Mary Ann Shaffer (1934-2008) compaginó su amor por la literatura con su oficio de bibliotecaria, dependienta de librerías y editora. Su sueño de toda la vida era escribir algún día su propio libro y publicarlo.
   Un viaje a la isla de Guernsey en el Canal de la Mancha en 1976, le obligó a esperar en un aeropuerto durante horas por causa de la niebla, lo que le permitió leer Jersey Under the Jackboot, un libro de Reginald Maughan sobre la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

   Muchos años después, animada por su club de lectura a escribir una novela, Mary Ann pensó naturalmente en Guernsey.
Ella escogió escribir en la forma epistolar porque, "por alguna extraña razón, pensé que sería más fácil". Varios años de trabajo dieron como resultado esta novela, que fue recibida con entusiasmo por su familia, luego por su grupo de la escritura, y, finalmente, por los editores de todo el mundo.
Por desgracia, ella se puso muy enferma de cáncer y le pidió a su sobrina, Annie Barrows (San Diego, 1962) la autora de la serie infantil Ivy and Bean, así como The Magic Half, que le ayudara a terminar el libro.

    La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, es una novela póstuma y que tuvo que ser corregida y finalizada por su sobrina.  Mary Ann Shaffer murió en febrero de 2008, unos meses antes de que su primera y única novela fuera publicada.



   Enero de 1946: Londres emerge de las sombras de la segunda guerra mundial. La escritora Juliet Ashton está buscando el argumento para su próximo libro.
   ¿Quién podría imaginarse que lo encontraría en la carta de un desconocido, un nativo de la isla de Guernsey, a cuyas manos ha llegado un libro de Charles Lamb que perteneció a Juliet? A medida que Juliet y el desconocido intercambian cartas, ella se queda atrapada en un mundo maravillosamente peculiar.
   La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey
, nacida como una coartada espontánea cuando sus miembros fueron descubiertos rompiendo el toque de queda de los alemanes, contiene una galería de personajes profundamente humanos, divertidos, encantadores, todos amantes de la literatura, que sobrellevaron la ocupación nazi organizando reuniones de lectura sobre novelas clásicas, siempre alrededor de un pastel de piel de patata.
   Juliet empieza una importante correspondencia con los miembros de la sociedad, pequeñas joyas que hablan de libros y del placer de la lectura, de la amistad, de la vida cotidiana y del impacto reciente que la ocupación alemana ha tenido en sus vidas. Cautivada por sus historias, decide visitarles, y lo que encuentra le cambiará para siempre.

   Pero no todo es de color de rosa. El asedio largo y férreo, ya que para los alemanes el control sobre ese lugar, además del valor estratégico, servía como medida de presión y estímulo para el ansiado dominio de Inglaterra hace que la trama toque temas más duros.  
     En ese sentido, es muy importante la vivencia del personaje de Elizabeth Mckenna que no escribe pero que marca totalmente la historia.
   

   Es una novela sobre la amistad y el poder de la lectura en tiempos de crisis. Con un estilo sencillo y diferente, una historia llena de humor y fortaleza protagonizada por personajes como Dawsey, Isola, Amelia o Eben que te llegan al corazón desde la primera línea.
   Aunque esta sensación idílica queda contrarrestada con dos personajes que nos dan otra visión de las cosas: Adelaide Addison, que pretende desanimar a Juliet de que emprenda su viaje a Guernsey con maledicencias sobre el círculo literario y Markham Reynolds, un americano prepotente y soberbio que cree poder disponer del amor de Juliet por su dinero y su éxito.
Nota: Por el género epistolar, el período histórico y las referencias literarias presentes durante la novela (Charles Lamb, Jane Austen, Shakespeare o las hermanas Brönte), nos hace recordar la novela de Helene Hanff 84, Charing Cross Road, leída anteriormente en el club.

No hay comentarios:

Publicar un comentario