II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

martes, 7 de marzo de 2017

¿Quién era Charles Lamb?

"Eso es lo que me encanta de la literatura; en un libro encuentras un detalle diminuto que te interesa y ese detalle te lleva a otro libro y algo en ese te lleva a un tercer libro. Es matemáticamente progresivo; sin final a la vista y sin ninguna otra razón que no sea por puro placer"


   Estas palabras de Juliet Ashton en La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey es verdad de la buena porque esto es lo que nos ocurre la mayoria de las veces en nuestras lecturas. Un libro te lleva a otro. De las múltiples referencias que nos proporciona el libro de Shaffer me voy a quedar con el autor favorito del personaje de Dawsey Adams.
 
"Soy, lisa y llanamente, un montón de prejuicios formado con las cosas que me gustan y me desagradan" 


Charles Lamb por William Hazlitt

Lamb, Charles (1775-1834).

    Poeta, dramaturgo, ensayista, narrador y crítico literario inglés, recordado sobre todo por sus adaptaciones de grandes obras de la literatura universal para el público infantil, fue también un célebre ensayista preocupado por las cosas cotidianas y un poeta romántico que se acogió a los cánones de claridad y sencillez preconizados por la antigua tradición renacentista europea.
   Cursó buena parte de su formación académica en la famosa institución caritativa Christ's Hospital, donde compartió aulas con otra de las grandes figuras de las Letras inglesas, el poeta y ensayista Samuel Taylor Coleridge, quien gozó de la amistad de Lamb durante toda su vida y anduvo enamorado, en su primera juventud, de su hermana Mary Evans.
   En 1792, al término de sus estudios, encontró trabajo en el departamento de contabilidad de la sede londinense de la Compañía Comercial de las Indias Orientales (East India House), empresa de la que dependió hasta el momento de su jubilación (1825).

   Afectado por graves desequilibrios psíquicos que eran frecuentes en su familia, en 1795 atravesó por una aguda crisis mental. Un año después, su hermana, víctima de una enajenación monomaniaca homicida, dio muerte a su propia madre (que estaba inválida), lo que obligó a Lamb a hacerse cargo de la tutela de la joven, para evitar su internado en una residencia psiquiátrica. A costa de sus ingresos, Charles Lamb pagó durante toda su vida a un guardián que se ocupaba de atender y vigilar a Mary Ann, y no se separó jamás de su hermana, con la que llegó a compartir aficiones y objetivos literarios.
   Irrumpió en el panorama cultural inglés con algunos poemas y con una tragedia titulada John Woodvil (1802), obras que no pueden contarse entre lo más granado de su producción literaria. Pero en 1807, llevado de ese afán por divulgar las grandes obras de la literatura universal, adaptó, en colaboración con su hermana Mary Evans, varias piezas teatrales de Shakespeare, que tras pasar por su pluma quedaron convertidas en una serie de cuentos infantiles recopilados bajo el título de Cuentos de Shakespeare (1807). Ante el éxito cosechado por esta obra, al año siguiente publicó una versión en inglés de la Odisea, también destinada al público infantil y juvenil, titulada Las Aventuras de Ulises (1808).
   En aquel mismo año, la suma de su condición de crítico literario y su pasión por la literatura inglesa de la época isabelina arrojó como balance ensayístico la que está considerada como una de sus mejores obras, Poetas dramáticos ingleses que vivieron en la época de Shakespeare (1808), obra que consagró definitivamente a Lamb como uno de los críticos literarios más brillantes de su tiempo.
   A partir de entonces, Charles Lamb ocupó un papel preponderante en el panorama literario inglés, al que enriqueció considerablemente con una riquísima colección de ensayos que fue divulgando en diferentes publicaciones (sobre todo, en el London Magazine, donde colaboró con asiduidad entre 1820 y 1825, bajo el pseudónimo literario de "Elia"). La mezcla de humor fantástico con algunas pinceladas de bien dosificado dramatismo identifica el paradigma del ensayo romántico con estos trabajos de Lamb, que vieron la luz en dos recopilaciones tituladas Ensayos de Elia (1823) y Más ensayos de Elia (1833).
Además de las obras citadas, Charles Lamb, que acabaría siendo objeto de las sátiras de Lord Byron, fue autor de otros títulos como El genio del hogar y Apuntes sobre Shakespeare.



Fuente: MCN Biografías

No hay comentarios:

Publicar un comentario