II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

jueves, 30 de octubre de 2014

Haruki Murakami

Surrealista o racional

"Hacía sol y estaba viendo un partido de béisbol una tarde de abril. De repente, fue como si me hubiera caído un rayo y supe con toda claridad que sería escritor". En 1978, en el estadio japonés de Jingu, Haruki Murakami (Kioto, 1949) asistía a un partido de béisbol entre los Yakult Swallows y los Hiroshima Carp. David Hilton salió a batear y, en el instante en que golpeó la bola, se dio cuenta de que quizás él también podía escribir una novela. "En principio, me interesaba más hacer cine y teatro, pero ya en la universidad me di cuenta de que son tareas de creación en grupo, y yo, dado mi carácter, no puedo estar tranquilo si no puedo asumir la responsabilidad plena y controlar hasta el mínimo detalle. Tal vez se deba a que soy hijo único, pero no estoy hecho para el trabajo en equipo",
   A sus 65 años, el autor y traductor ha destacado por descubrir un nuevo concepto en el arte de la lectura, ya que la fantasía y la realidad que plasma en sus libros son muy atractivas. La escritura de Murakami ha conquistado por completo a Occidente, se trata de uno de los pocos autores japoneses que han triunfado con gran éxito a nivel nacional e internacional. Su ficción, que a menudo es tachada de literatura pop por las autoridades literarias japonesas, es humorística y surreal, y al mismo tiempo refleja la soledad y el ansia de amor en un modo que conmueve a lectores tanto orientales como occidentales. Dibuja un mundo de altibajos permanentes, entre lo real y lo onírico, entre el gozo y la oscuridad, que ha seducido a Occidente. Cabe destacar la influencia de los autores que ha traducido, como Raymond Carver, F. Scott Fitzgerald o John Irving, a los que considera sus maestros.
   A pesar de nacer en Kioto, vivió la mayor parte de su juventud en Kōbe. Su padre era hijo de un sacerdote budista. Su madre, hija de un comerciante de Osaka. Ambos enseñaban literatura japonesa.
Estudió literatura y teatro griego en la Universidad de Waseda (Soudai), en donde conoció a su esposa, Yoko. Su primer trabajo fue en una tienda de discos (como Toru Watanabe de Tokio Blues).


  
   Antes de terminar sus estudios, Murakami abrió el bar de jazz "Peter cat" en Tokio, que funcionó entre 1974 y 1982. El escritor es un gran aficionado a la música y lo refleja en todas sus obras.

   A los 30 años escribe su primera novela Kaze no uta o kike (Oye cantar al viento) que recibió el premio Gunzou para escritores principiantes. Poco después publica Pinball 1973 y La caza del carnero salvaje con la que gana en 1982 el premio Noma para escritores noveles.
    El escritor ha sido galardonado con numerosos premios, como el Frank O’Connor, el Franz Kafka, el Jerusalem Prize o la Orden de las Artes y las Letras que le concedió el Gobierno español. Su nombre suena siempre como el eterno Premio Nobel. Este autor demuestra que es posible ser escritor de best-sellers con libros de alta calidad literaria.
  

   En 1985 su carrera como escritor se consolida al ganar el premio Tanizaki con El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas. En 1987 publica Tokio Blues: Norwegian Wood, su obra más célebre que le ha brindado el reconocimiento mundial y ha sido adaptada a la gran pantalla. También publica Baila, baila, baila en 1988 y Al sur de la frontera, al oeste del sol en 1992.
    En 1991 se muda a Estados Unidos con su mujer, en donde trabajó como profesor en Princeton y escribió Crónica del pájaro que da cuerda al mundo (1995), que ganó el premio Yomiuri.  Vuelve a Japón en 1995 tras dos acontecimientos: los atentados del metro de Tokio provocado por miembros del culto religioso La Verdad Suprema y el terremoto de Kobe. Sobre estos hechos publica dos libros de no-ficción, Underground
(1998) y Después del terremoto (2000).
    Después publica Sputnik, mi amor (1999), Kafka en la orilla (2005), Sauce ciego, mujer dormida (2006) y After Dark (2007).
    Por su libro De qué hablo cuando hablo de correr (2007) sabemos que practica deporte, que nada, corre maratones, y también que se levanta muy temprano, siendo uno de sus textos más personales.
    En 2009, aparece 1Q84 (Libros 1 y 2) y su continuación (Libro 3), una fecha de ecos orwellianos. 1Q84 es un compendio del mejor Murakami: una imaginación portentosa teñida de un delicado sentido del humor; personajes solitarios y heridos con anhelos universales; y ambientes enrarecidos.
    En su última novela, el conjunto de suites para piano Années de Pèlerinage del húngaro Franz Liszt inspira el viaje de Tsukuru Tazaki en Los años de peregrinación del chico sin color (2013).

   .

El curioso mundo de Murakami
    


   Con libros que incluyen novelas, cuentos y ensayos, Murakami ha llamado la atención de miles de lectores, especialmente jóvenes, en todo el mundo, lo que seguramente le dará a sus obras un lugar en la posteridad, así como a sus frases, lugares y canciones que menciona en sus escritos.




  • En su escritura, Haruki Murakami combina lo real y lo irreal. Hay muchos lugares que existen tal y como los menciona en sus obras: hoteles, restaurantes, carteles en las calles y tiendas de discos. Muchos comercios de música no han sido quitados por la gran afluencia de los fans del autor de Oye cantar al viento.
  • En todas sus obras incluye vivencias personales y se describe a sí mismo, tal como lo hace en la obra de Tokio Blues, en donde su personaje principal Toru Watanabe, obtiene su primer empleo en una tienda de discos.
  • El señor Murakami es un melómano por excelencia y lo demuestra en sus novelas. Regularmente, gran parte del contexto se desenvuelve en medio de una de sus melodía favoritas o acompañado por la letra de alguna canción. Sus obras estén repletas de música, tiene temas y títulos referentes a canciones en particular, como Dance, Dance, Dance, de The Dells; Norwegian wood y Drive my car, de los Beatles; South of the Border, West of the Sun, canción de Nat King Cole. Sus músicos favoritos de jazz son Stan Getz, Gerry Mulligan, Miles Davis y Charlie Parker y tiene una colección de 7.000 vinílos de este género.
  • Asimismo, en sus obras describe sus comidas favoritas y su elaboración y la afición que tiene sobre algunos colores, rituales y acciones, como el fetiche por las orejas descubiertas.
  • Amante de los gatos, detesta los perros, así como a las celebridades; además de que no se deja fotografiar a menudo y da muy rara vez entrevistas. Nunca habla de su vida privada, intenta no salir en televisión ni participar en la promoción de sus libros y casi nunca concede entrevistas y cuando lo hace viste en vaqueros y camiseta.
  • En 2009, los alumnos de Instituto Rosalía de Castro de Santiago de Compostela logran seducir a la estrella japonesa y recoge , para sorpresa de todos, el Premio San Clemente por su novela Kafka en la orilla.
  • Enemigo de Mishima, no le interesa ni su visión de la vida ni de la política, “muchos de sus libros no he podido ni acabarlos”-dijo. Algunos escritores japoneses que le gustan son Ryu MuraKami y Banana Yoshimoto.
  • Cuando estuvo en Barcelona visitó Cadaqués y Port Lligat porque él mismo se define como surrealista.
  • Sus dos biblias son El gran Gastby de Scott Fitzgerald y Un largo adiós de Raymond Chandler.
  • Se levanta a las cuatro de la mañana, se prepara café y enciende el ordenador. Por la mañana escribe durante cinco o seis horas en una concentración máxima, por la tarde corre diez kilómetros o nada, y se acuesta a las 9 de la noche. Escribe como cinco o seis borradores, el primer borrador le lleva seis meses, después se dedica a reescribir.
  • No le interesa escribir sobre otros países, solo sobre Japón, aunque le tachen de estilo “poco japonés”.
  • Es asiduo a ir al cine, y su director favorito es el finlandés Aki Kaurismaki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario