II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

martes, 7 de mayo de 2013

Luces de Bohemia de Miguel Ángel Díez

Cuatro grandes patas para un banco  

   Max Estrella, poeta derrumbado por la ceguera y el hambre, ha muerto. Al velatorio acude su amigo y lazarillo Don Latino de Híspalis que es acusado por la hija de la muerte de su padre. Un joven poeta, Ramón, amigo de Max, visita la casa que fuera de la desgraciada familia y recrea en su imaginación el último día de la vida de Max Estrella, camino hacia su particular calvario, abandonado y traicionado por todos en un Madrid absurdo, brillante y hambriento.
Los actores Francisco Rabal y Agustín González
   Basada en la obra de Ramón del Valle-Inclán, su director, Miguel Ángel Díez, no llega a mostrar todo el esperpento que el escritor plasmó en su obra, pero, de todos modos, se esfuerza en crear la atmósfera de un Madrid opresivo.
   Esta ambiciosa adaptación de la obra teatral de Valle-Inclán supuso uno de los fracasos más estrepitosos del cine español de los 80. Trastocando el original literario con un abusivo empleo del flash-back, resulta parcialmente estimable aunque evidencie un excesivo regusto de calidad. Lo mejor de la película estriba en su lujoso reparto.
   Desde Francisco Rabal como Max Estrella, en un papel en el que es más Rabal que Estrella, Agustín González, el cuál hizo el mismo y fantástico papel de don Latino de Hipalis siendo aún muy joven en el teatro, pasando por un joven Imanol Arias haciendo de preso y un Fernando Fernán Gómez en el papel de ministro y amigo de Max, que llena la pantalla con su sola presencia. Cuatro patas para un banco que no se sostiene aunque estén tan bien arropados por unos fantásticos actores y actrices como Berta Riaza, Miguel Rellán y un estupendo Ángel de Andrés y su grupo de modernistas.
   Rodar una película basada en una joya de la literatura es uno de los mayores riesgos que pueda asumir un equipo fílmico. Siempre surgirán las comparaciones con la obra maestra de referencia y, sin duda, la mayor parte de las opiniones serán condenatorias si el resultado del filme no es otra obra maestra, lo cual ya sabemos que es difícil de lograr. Esto es exactamente lo que ocurre con este filme. Buenos diálogos, buena historia, personajes fascinantes, dirección eficaz, ambientación estupenda, interpretaciones bárbaras... Es decir, una buena obra en sí misma. ¿Que la mayor parte de los méritos son de Valle-Inclán? Sí, y está en los títulos de crédito; y eso hay que colocarlo en el haber de la película.

Fragmento de la película


Ficha técnica

Director: Miguel Angel Díez
Intérpretes: Agustín González, Berta Riaza, Fernando Fernán-Gómez, Francisco Rabal, Imanol Arias, Mario Pardo, Ángel de Andrés López, Manuel Zarzo, Vicky Lagos, Guillermo Montesinos, Paula Molina, Miguel Rellán 
Año: 1985
Duración: 102 min
Clasificación: Mayores 13 años 
Guión: Mario Camus 
Montaje: José Salcedo
Fotografía: Miguel Angel Trujillo
Música: Alberto Iglesias

No hay comentarios:

Publicar un comentario