II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

jueves, 27 de octubre de 2011





Conrad, un gran fuente de inspiración cinematográfica
   La aventura es el elemento dominante en las narraciones de Conrad. No es de extrañar, entonces, que algunos de los grandes directores elijan obras de Conrad para demostrar su talento. En los relatos de Conrad hay aventura (entretenimiento para el público) pero también permiten transmitir sentimientos (reflexión y, sobre todo, turbación en los espectadores). Pero no es una aventura superficial; es una aventura reflexiva, cargada de profundidad.
   No cabe duda de que pronto volveremos a encontrar nuevas producciones cinematográficas basadas en mayor o menor medida en alguna de las excelentes obras de Conrad, aunque no haya sido así desde hace varios años.

Victory (1919)
   Parece que estaban esperando a que muriera Joseph Conrad para darse cuenta del gran potencial fílmico de sus obras. Sólo una de sus novelas, "Victory", fue llevada al cine cuando el autor estaba todavía vivo. Maurice Tourneur dirigió esta película de cine mudo cuatro años más tarde de la publicación de la novela, la única que Conrad tuvo la oportunidad de ver adaptada al cinematógrafo.

Lord Jim (1925)
   Un año después de la muerte de Conrad, Victor Fleming llevó al cine “Lord Jim”. Una de las novelas más conocidas del escritor.
   La novela está basada en hechos reales: en el año 1880, los miembros de la tripulación de un vapor, el Jeddah, abandonaron a su suerte a los pasajeros creyendo que el naufragio del barco era inevitable. Jim lleva la culpa en su interior por un suceso similar en el inicio de la novela, lo que le da un carácter muy humano a este héroe que por ese motivo huye a las aguas de Malasia buscando redimir su culpa.

El rescate (1929)
   Conrad necesitó más de veinte años para ponerle punto final a la que debió haber sido su tercera novela. “El rescate” fue una novela difícil para el prolífico escritor, como él mismo aseguraba en algunas de sus cartas.
   Nueve años después de su publicación, el productor Samuel Goldwyn se decidió a adaptarla al cine encargando la dirección a Herbert Brenon. Ronald Colman fue la estrella masculina que la protagonizó acompañado por la atractiva Lily Damita.

Paraíso peligroso (1930) 
   Aunque con un título diferente, William Wellman volvió a adaptar la novela que Tourneur ya había llevado al cine once años antes (Victory). Los protagonistas, encarnados por Richard Arlen y Nancy Carlon, se ven perseguidos en una isla desierta por unos malvados enviados por un despechado que se consideraba dueño de la muchacha. Esta es una versión puramente de aventuras, sin la profundidad de la obra de Conrad.

Sabotaje (1936)
   Dos películas diferentes de Alfred Hitchcock llegaron a España con el mismo título. La primera, en 1936, se basó en una novela de Conrad, “El agente secreto”, mientras que la segunda está cargada de elementos propagandísticos porque se estrenó poco después de que los Estados Unidos entraran en la segunda guerra mundial (1942).

Victory (1940)
De nuevo "Victory" vuelve a las pantallas en 1940. Aunque no tuviera mucho éxito de público, John Cromwell capta en esta ocasión de manera excelente la inquietante historia de Conrad. Fredic March y Betty Field son los actores principales de la cinta.

El desterrado de las islas (1952)
   Esta película de Carol Reed está basada en la novela “Un paria de las islas” (An outcast of the islands) que Joseph Conrad publicó en 1896. Ambientada en Malasia, la gran fuerza de la película, como en buena parte de los relatos del escritor, es mostrar los más bajos instintos humanos.

Lord Jim (1965)
   Richard Brook adaptó esta novela de Conrad que ya había sido llevada al cine por Victor Fleming. Peter O'Toole y Jack Hawkins encabezaron el reparto.

Los duelistas (1978)
    Los asuntos de honor se han tratado de manera diferente a lo largo de la historia y a lo ancho de la geografía, pero en general siguen defendiéndose a golpes. Gabriel Feraud y Armand D’Hubert, dos húsares del ejército napoleónico, se baten a muerte en la novela de Joseph Conrad (“El duelo”, 1907) y en la primera dirección cinematográfica de Ridley Scott.

Apocalypse Now (1979) y Apocalypse Now Redux (2001)
   Veinte años después de la primera versión, Francis Ford Coppola se decidió a realizar un nuevo montaje de la película que estrenara con gran éxito allá por 1979. Cincuenta minutos más de cinta se añadieron en esta reedición.
   Aunque no es una adaptación rigurosa, quien haya leído la novela no tendrá la más mínima duda de que el guión de esta película, escrito por otro afamado director, John Milius, está basado en la novela más conocida de Conrad: El corazón de las tinieblas.

El corazón de las tinieblas (1994)
   Nicolas Roeg rodó esta película para la televisión guardando fidelidad a la obra escrita de Conrad hasta en el título. Tim Roth y John Malcovich son los personajes principales. Realmente resulta fascinante poder ver fielmente en imágenes la inquietante novela de Conrad.

El agente secreto (1996) 
   Sesenta años después de que se estrenara una versión dirigida por Alfred Hitchcock (Sabotaje, 1936), Cristopher Hampton realiza un remake de esta obra de Conrad que para la mayoría de los críticos no está a la altura de la que el director de Los pájaros. El elenco de actores es, sin embargo, insuperable: Gérard Depardieu, Bob Hoskins, Patricia Arquette, Jim Broadbent, Robin Williams, Cristian Bale, Roger Hammond, Eddie Izzard y Ralph Nossek.

El hombre que vino del mar (1997) 
   Esta película está basada en el relato que Conrad escribió en 1901 con el título Amy Foster. Beeban Kidron fue la directora encargada de dirigir a Rachel Weisz en el papel principal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario