II Encuentro Clubes de Lectura

II Encuentro de Clubes de Lectura. Mazarrón 2017

"Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" Emily Dickinson

viernes, 3 de junio de 2011

Japón, la seducción hecha literatura

   La esperada novela de Haruki Murakami, traducciones directas de Mishima, libros de nuevos escritores en todos los géneros y relatos del complejo imaginario nipón. Más allá del trágico momento que vive ese país, su literatura seduce cada vez más.
   Ser aficionado a la literatura japonesa y poder gozar de variedad en la elección era un lujo al alcance de los pocos que tuvieran el francés o el inglés como segunda lengua.
   La literatura japonesa abarca un período de casi dos milenios de escritos. En las obras más tempranas vemos la influencia de la literatura china, pero Japón desarrolló su propio estilo con rapidez. Cuando Japón reabrió sus puertos al comercio y la diplomacia occidental en el siglo XIX, la literatura occidental influyó enormemente en sus escritores, la influencia occidental sigue hoy todavía patente.
   Dentro de la producción literaria del país, se hace notable en cuanto a poesía, novela y teatro.
   En la poesía, destaca
Matsuo Bashō, quien compuso los haiku, pequeños poemas que con la mínima cantidad de palabras, se trata de expresar el máximo de cosas.
   En cuanto a novela, destaca
Saikaku Ihara, escritor de Hombre lascivo y sin linaje, su obra más conocida, donde se muestra un vivido reflejo de la vida de la época. Causa por la cual estuvo cerca de morir en la hoguera.
   En el caso del teatro hubo dos tendencias distintas en ejecución, una el
kabuki, representado por personas y el joruri, donde se empleaban marionetas. El más grande representante del teatro en esta época fue Chikamatsu Monzaemon.   Después de 250 años de aislamiento, con la llegada al poder de los Meiji, los escritores gozaron de cierta libertad para escribir. Hubo evolución en el aspecto lingüístico, se simplificó la estructura del lenguaje japonés y se agregaron palabras para designar ideas tan comunes en Occidente como deporte o derechos humanos. Esto gracias a la disposición del país a aprender del mundo occidental, siendo los escritores los principales promotores de la comunicación entre la cultura japonesa y la ciencia occidental. Ryunosuke Akutagawa, cuentista que recuperó la obra de Cuentos de antaño, entre los cuales podemos destacar el cuento titulado El tabaco y el demonio, donde se explica como fue introducido el tabaco en el Japón.  Junichiro Tanizaki, escribió todas sus novelas alrededor de un sólo tema, el sexo. Por su parte, Yasunari Kawabata se centró en el amor no correspondido. En 1968, este escritor fue el primer nipón en ganar el premio Nobel de Literatura
 Inmediatamente después de que Hiroshima y Nagasaki fueran bombardeadas por EE. UU. en la Segunda Guerra Mundial, Japón se rindió, sólo para renacer de las cenizas y aprender de los errores, llegando a ser una de las potencias del mundo en la actualidad.   Los cambios sociales, políticos e ideológicos, dieron pie al surgimiento de una nueva generación de escritores. Masuji Ibuse publicó Lluvia negra (Libros del Asteroide, 2007),  Shintarō Ishihara escribió La tribu del sol y Seicho Matsumoto creó Niebla negra. Aunque de todos ellos hay dos que destacan más aún, se trata de Dazai Osamu y Yukio Mishima.

Yukio Misihma
 Entre las obras de Dazai Osamu, podemos mencionar El sol que declina y Ya no humano, las dos en parte autobiográficas, donde crítica asperamente la hipocresía del mundo moderno. Yukio Mishima, gran figura de este período, escribió Confesiones de una máscara, El pabellón de oro, El mar de la fertilidad, entre otras. Cuando entregó esta última obra al editor, una hora después se hizo el seppuku, en protesta a la democracia occidental que no toleraba.
Se considera este período a partir de los
Juegos Olímpicos de Tokio en 1964, fecha que marca la apertura de Japón al mundo, logrando poseer una mentalidad cosmopolita y moderna.
Kenzaburo Oe
 
   Entre los escritores de estos tiempos podemos mencionar a Kenzaburo Oe, segundo autor japonés en obtener el premio Nobel de Literatura en 1994, obras como Nuestro Tiempo y Una experiencia personal, muestran gran evolución en su estilo, debido mayormente a sus vivencias. Otro escritor destacado es Shusaku Endo, cuyo prestigio está basado en dos de sus obras, Silencio y El Samurai, que han causado gran polémica en su país. Para finalizar, encontramos a Kōbō Abe, autor de La pared, catalogada como la obra más vanguardista de la literatura del Japón.


El poema corto o haiku

Las formas literarias
el relato/cuento/epopeya o monogatari
la anécdota o setsuwa
las memorias/ diario o nikki
la poesía de corte o waka y tanka
los cantos o uta
los relatos de viaje
el poema corto o haiku
el ensayo shi-shōsetsu o zuihitsu
la novela moderna o shōsetsu




 Literatura del período clásico
 
Autor desconocido: Cantares de Ise
Literatura del período medio
Literatura moderna
Literatura contemporánea

1 comentario:

  1. El libro de este mes me ha parecido muy interesante porque esta escrito desde perspectivas y costumbres diferentes.

    ResponderEliminar